Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

31/08/10 - 00:00 Nacionales

Lluvia deja estela de daños

La lluvia que ha afectado al país en los últimos días ha dejado una estela de muerte y destrucción en la provincia, en donde hasta el momento se reporta el fallecimiento de cinco personas y cuatro más se hallan desaparecidas, tres puentes colapsados, daños en carreteras e inundaciones por desbordes de ríos.

La crecida del río Chixoy hizo colapsar los aproches del puente Fray Bartolomé de Las Casas II, en Sacapulas, Quiché, los cuales habían sido reparados en junio pasado.

La caída de la estructura dejó incomunicados a siete municipios de Quiché, Alta Verapaz y Huehuetenango.

Las autoridades informaron que el colapso ocurrió el sábado último, y el río se llevó el relleno de arena y piedras, y causó una hendidura de tres metros entre la carretera y la estructura.

Vecinos recordaron que el pasado 24 de junio, el presidente Álvaro Colom y el ministro de Comunicaciones, Guillermo Castillo, llegaron a inaugurar la reparación de ese puente, el cual se había dañado durante el paso de la tormenta Ágatha en mayo pasado.

En esa oportunidad, Colom y Castillo aseguraron que los expertos de ese Ministerio garantizaron que el nuevo relleno era suficientemente bueno para soportar lo que quedaba del invierno.

Entre tanto, en el kilómetro 293, cerca de la aldea Chiul, Cunén, parte de la carretera se destruyó y esto dificulta el tránsito.

En Chimaltenango, la lluvia aumentó el caudal de un río que lleva agua de 42 nacimientos en la cabecera departamental, el cual destruyó un puente provisional que había sido colocado para suplir a otro que colapsó durante el paso de la tormenta Ágatha.

El tramo dañado es el que va hacia Tonajuyú del Centro, San Antonio las Minas, San José Las Minas y Tonajuyú Buenos Aires, y debido a esta situación, más de tres mil personas están aisladas.

Hace dos años se desprendió parte de un cerro y sepultó gran parte del camino y dos puentes de concreto. La comuna construyó otras estructuras similares, pero durante el paso de Ágatha, uno de estos colapsó y por eso se instaló un puente provisional.

Incomunicados

Al menos 90 comunidades de Morales, Izabal, están incomunicadas por el desborde del río Motagua, que también destruyó, el domingo último, el puente del mismo nombre, que unía a Izabal con Honduras.

El desborde ocurrió en la aldea Oneida, en donde el agua anegó a 130 casas. Además, el afluente dañó a otras 696 viviendas en otras 11 aldeas cercanas.

Muertos y desaparecidos

Durante el fin de semana se reportó la muerte de cinco personas en distintos hechos asociados con la lluvia en la provincia.

El sábado recién pasado murieron los hermanos Mario Rolando y Carlos Choc Rax, de 12 y 17 años, quienes quedaron soterrados por un deslizamiento de tierra que cayó de un cerro de la comunidad Secab, Senahú, Alta Verapaz.

Aparte, pacientes y personal del Hospital Nacional de Santa Catalina La Tinta, se salvaron de morir ahogados cuando una correntada entró en ese inmueble. Los perjudicados fueron evacuados a un albergue temporal que las autoridades habilitaron en un templo evangélico.

En Chiquimula se salieron de su cauce los ríos Tacó y Shutake, que arrastraron a seis personas, de las cuales dos fueron localizadas sin vida.

Se trata de César Hernández, 22, quien el pasado domingo se trasladaba en una motocicleta y fue arrastrado por una correntada en el kilómetro 225 de la carretera que va desde Esquipulas hacia la aldea Chanmagua.

Aparte, Rominia Hernández, de 56 años, fue llevada por la correntada del río Tacó, de Chiquimula, y su cuerpo apareció ayer, siete kilómetros río abajo. Permanecen desaparecidas dos personas más en Olopa, y dos más en Chiquimula.

Los afluentes desbordados destruyeron más de una veintena de casas en ese departamento, 15 de las cuales estaban en la cabecera.

Entre tanto, en el kilómetro 92.7 de la carretera de Sacatepéquez a Escuintla, en el paso Las Lajas, una correntada se llevó un vehículo en donde se transportaban estudiantes, y ocasionó la muerte de Amanda Bardales, 22, y otras seis personas resultaron lesionadas.

En otros departamentos

En Jutiapa, el río Purulá se desbordó e inundó a la comunidad de San Francisco El Rosario, Jalpatagua.

En Huehuetenango, la laguna de la aldea La Laguna, Jacaltenango, se desbordó por la lluvia y ocasionó daños en 26 viviendas y afectó a 246 personas.

En Petén se reportó la crecida del río Usumacinta que inundó 29 viviendas y dejó 249 personas damnificadas en las comunidades Cooperativa El Sacrificio y Santa Rosita, ambas de La Libertad.

Además, se informó que en la comunidad El Tambo, La Libertad, creció un río y dañó decenas de casas y destruyó parte de una carretera por donde pasa una correntada.

En la ruta Interamericana

Varios poblados quedaron incomunicados  durante varias horas debido a que  deslaves y derrumbes bloquearon diferentes carreteras, entre ellas la Interamericana.

En esa ruta internacional hubo desprendimientos de tierra y piedras en los kilómetros 110,  120.5, 158 y 165,  entre Sololá y Quiché.

El paso de Sololá a Panajachel  quedó obstaculizado  al ocurrir un deslizamiento a unos 50 metros del puente San Buena Ventura, en el sitio conocido como La Catarata, también se reportaron varios derrumbes.

POR CORRESPONSALES /

Más noticias de Nacionales

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.